Mini recorrido por Europa en 15 días, ¡es posible! 

11 de julio de 2022

Europa

Por Matías Verde – CMO Funtour

Cuando pensamos en Europa como continente, puede ser abrumador el simple hecho de decidir qué lugares visitar y en cuántos días. La idea de este artículo es contarte mi experiencia como viajero y como en 15 días pude organizar un viaje que tiene un poco de todo, y en el que, como primera experiencia en el viejo continente, te servirá para conocer dos países y varias ciudades en 15 días sin gastar una locura.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta al realizar un viaje de este tipo es la antelación para la reserva, tanto de vuelos (intercontinentales y locales), hospedaje y actividades.

Para solucionar el primer punto, es vital conocer el itinerario que queremos realizar. En mi caso, al contar únicamente con 15 días para disfrutar concluí que visitar 2 países era la mejor opción. En este caso me incliné por dos culturas bien distintas: Inglaterra y España.

Solucionado este tema, investigué fechas, mi idea era conseguir aéreos al menor costo posible y es por ello que decidí realizar este viaje en noviembre, ya que el equipo de ventas de Funtour me consiguió un precio insuperable para mí y mi pareja.

Elegida la fecha de salida, fue vital organizar las conexiones y acá es dónde empieza lo divertido: al contar con relativamente pocos días de viaje, es super importante identificar el medio de transporte y los horarios precisos para moverte a cada destino, así como también los costos y el orden de los mismos con el fin de no desperdiciar ni tiempo ni dinero.

En la mayoría de los hospedajes, el horario de check-in es a partir de las 12 o 14 hs y teniendo en cuenta que los dos únicos vuelos directos que existen a Europa desde Uruguay son vía Montevideo, Madrid y ambos llegan alrededor de las 6 de la mañana a continente europeo, es que decidí que mi primer destino fuera Londres ya que existen conexiones sin largas esperas, era el trayecto más largo dentro de Europa para mi viaje y que me permite llegar directo a hospedarme.

Dado el tiempo que tenía de viaje y que nunca había visitado Inglaterra, Londres sin dudas era el destino adecuado para mi primera visita, con variedad de actividades para realizar, desde conocer el casco histórico de la ciudad, la vida de sus monarcas, hasta las coloridas calles del Piccadilly Circus o la magia del Harry Potter Studios dónde se filmó toda la saga de la mágica película. Para no aburrir con detalles, les dejo un video que me explicó en simples pasos todo lo que tenía que saber de Londres antes de ir.


Luego de dedicar 4 días a Londres continúo mi viaje vía puente aéreo Londres Barcelona, hacia la ciudad catalana. Un detalle no menor, es que tanto para llegar como para salir de Londres es más practico hacerlo vía Gatwick y no vía Heathrow ya que el primero tiene un funcionamiento mucho más rápido dado el volumen de vuelos que manejan.

Ya en Barcelona, y como siempre intentando llegar en los mejores horarios para aprovechar horas de descanso y Check In de los hospedajes cuento con 3 días para disfrutar de un destino que sin dudas tiene variedad de actividades para realizar. A la hora de hospedarse, personalmente creo que la zona de la Ciudad Vieja y el Barrio Gótico, cercano a la Rambla, son la mejor zona, cerca de todo y principalmente con transporte público en abundancia.

Barcelona, a mi criterio una ciudad que nunca duerme tiene desde su casco histórico, con los emblemáticos edificios diseñados por Gaudí, dónde destaca la Sagrada Familia, un lugar al que insisto que hay que visitar independientemente de ser religioso o no se pueden encontrar solamente recorriendo la ciudad, edificios emblemáticos, palacios y edificios públicos a los que no necesitas dinero para visitar. Una actividad gratuita y muy interesante son las aguas danzantes de la fuente de Montjuic o si te gusta un poco «lo under», visitar el cementerio de Montjuic una visita que no tiene costo y además brinda mucha información histórica de la ciudad.

Además de los paseos diarios, Barcelona ofrece una gran propuesta culinaria y nocturna. Desde el famoso Paseo de la Boquería, hasta una de las más famosas discos del mundo como lo es Pachá en donde además de degustar interesantes platos podrás quedarte a disfrutar de la mejor música del momento.

Otra ciudad emblemática que no podés dejar de visitar es Valencia, con su casco histórico y en mi caso, la posibilidad de degustar una verdadera paella valenciana. Es el destino perfecto para realizar luego de Barcelona ya que por un muy bajo costo podés moverte desde Barcelona a Valencia en dos horas vía tren de alta velocidad (Euromed de Renfe) que tiene horarios excelentes para llegar a la hora perfecta a la ciudad valenciana.

Valencia es una ciudad que, si la visitas en noviembre como en mi caso y no vas precisamente a disfrutar de sus maravillosas costas, la podés recorrer en dos días perfectamente, lo más practico para moverse es quedarse en la ciudad vieja, dónde se encuentran la mayoría de las atracciones de la ciudad y con acceso a transporte público. Una ciudad con una excelente carta gastronómica, caracterizada por la comida del mar y los buenos vinos. Acompañados de un casco antiguo de ciudad muy pintoresco donde podes encontrar lugares emblemáticos como la plaza de toros de valencia y si te da el tiempo, no podes dejar de visitar el museo oceanográfico, el más grande de Europa.

En mi caso, elegí como penúltimo destino Granada, otra visita de dos días. A mi criterio, la mejor manera (más rápida) y económica desde valencia fue vía aérea con escala en Palma de Mallorca. (no hay trenes directos y los buses tardan muchas horas en llegar).

En Granada podrás disfrutar de La Alhambra (su principal atracción turística), un complejo de palacios creados por los moros y conquistados y liderados por los españoles en la colonización española. Además, es un lugar muy pintoresco para salir de tapeo (tomar algo y comer copetines) o probar la gastronomía turca (hay mucha comida del medio oriente). También hay un barrio gitano con cuevas tradicionales en donde podés por un módico precio ingresar, ver sus bailes típicos, comer y tomar vino casero gitano (una experiencia que a mi criterio está buenísima).

Finalmente llegamos a mi ultimo destino del viaje. Madrid. Muchos podrían preguntarse porqué no fue el primer destino siendo que el primer vuelo llega a Madrid… La realidad, es que siendo que el vuelo de MVD-MAD llega a las 6 de la mañana, tenés pila de tiempo “muerto” que básicamente perdés cargando con valijas, cansado, por ende, buscar un vuelo conexión te hace ganar “tiempo muerto”. Al terminar el viaje en Madrid, simplemente tenés que moverte el ultimo día al aeropuerto unas horas antes de volar y listo.

La mejor manera de llegar de Granada a Madrid es vía bus (ALSA) que te lleva directo de granada a Madrid en pocas horas y tiene horarios cómodos para salir aprox. a las 10 de la mañana y arribar a la capital española en horario de check-in. Y que decir de Madrid… tiene todo… Fútbol, historia, música, teatros, experiencias culinarias de primer nivel y para los que nos gusta el entretenimiento nocturno una variada selección de bares, pubs y clubs dependiendo del nivel de entretenimiento al que estes dispuesto a exponerte. Ponerme a especificar que hacer en Madrid, no tiene sentido… hay videos que te muestran todas las cosas que podés hacer en este destino… pero para un uruguayo que visita Europa… es una parada obligatoria sin dudas.

Así se termina mi experiencia, espero que les haya gustado y que se animen a visitar el viejo continente, aunque no sean muchos días, porque se puede conocer mucho y disfrutar de un continente que a mi criterio es la cuna de la civilización actual.

¡Salúd!

Mati

×